Según Parménides de Elea, filósofo griego discípulo de Anaximandro y alumno de Jenófanes y Aminias, el ser es y además es pensable y el no ser no es y es impensable puesto que no podemos pensar en lo que no existe, por tanto ser y pensar es lo mismo. Estas ideas las desarrolló intentando dar una explicación a la realidad en la que el creía.

La realidad se puede percibir a través de los sentidos, de la opinión, dice Parménides, pero de esta manera no podemos estar seguros de la realidad que percibimos puesto que los sentidos nos engañan y nunca será la misma para todos, ya que cada uno tenemos unas condiciones distintas en nuestras vidas, por ello él dice que percibir la realidad de manera física a través de nuestro cuerpo y nuestros sentidos es un error, puesto que el intenta encontrar la realidad que es común y nos sirve a todos nosotros por igual.

Por otro lado tenemos el camino de la verdad, intelectual y ajena a los sentidos, a la que se llega a través del pensamiento y el razonamiento, y como ya hemos dicho antes el pensar es lo mismo que el ser, ser es pensar.

Aunque parezca complicado las características del ser son concretas, el ser es eterno, imperecedero, único, inmóvil e indivisible.

El ser es eterno porque ni se crea ni se destruye, ya que si lo hiciera provendría y volvería al no ser y eso es imposible porque el no ser es inexistente.

El ser es imperecedero, es decir ni nace ni se destruye porque si esto fuera así de donde nacería y a donde iría al morir sería no ser.

El ser es único porque si hubiera algo más esto sería no ser.

El ser es inmóvil porque si hubiera algún movimiento este sería hacia el no ser.

El ser es indivisible porque lo que separaría al ser es ese caso sería el no ser.

El ser de Parménides muestra la realidad desde su punto de vista como algo limitado, compacto, imperecedero sin posibilidad de cambios. Parménides negó en su momento la existencia del vacío, del tiempo y de la pluralidad; en mi opinión esta visión de la realidad es algo limitada y ver las cosas de una manera tan fija y sin posibilidad de cambios no coincide con mi manera de ver las cosas, pero es solo una opinión más, aunque sí que estoy de acuerdo con el punto en el que dice que ser es pensar, quiere decir esto que lo que pensemos será nuestra realidad, es decir, nosotros somos los que verdaderamente controlamos nuestra realidad